¿Cómo superar la ansiedad?

Sabías que en los últimos años ha aumentado un 50% la afectación en trastornos de ansiedad y depresión en los países desarrollados. La crisis del COVID-19, no ha hecho más que empeorar estos datos, haciendo cada vez más evidente, que la ansiedad y la depresión son un problema cada vez más evidente en la sociedad en la que vivimos.

¿Y qué estamos haciendo mal? Vivimos en lo que llamamos “países desarrollados”, donde tenemos acceso mayoritariamente, a la cobertura de nuestras necesidades básicas, y en contra, cada vez tenemos más debilitada nuestra salud mental.

¿No creéis que esta situación deja de ser un problema individual, y es un problema evidente de cómo hemos construido nuestra sociedad? ¿Más allá de las dificultades individuales de cada uno, no creéis que tendríamos que cambiar nuestra forma de “estar en la vida”, para superar la ansiedad?

La necesidad de un cambio en tu vida

Evidentemente la ansiedad nos “duele” a cada uno de nosotros de forma individual y no vale culpar al sistema social o a nuestro modo de vida, para poder quedarnos en ella, sino que, desde mi punto de vista, superar y transcender la ansiedad, pasa por transformar mi vida, para poder construir un mundo mejor.

Si estas padeciendo síntomas de ansiedad, hay una cosa evidente, tu vida necesita un cambio, en qué dirección tiene que cambiar, es una decisión que tendrás que tomar tu mism@, con la información adecuada.

El primer paso para poder superar tu ansiedad, es en primer lugar, reducir los síntomas físicos que se producen y que son los más invalidantes, pero sabes que los síntomas físicos no viajan “solos”, sino que van en conjunto con tus emociones y tus acciones.

¡Así que vamos a por ello!

Aceptar la ansiedad

En primer lugar, tienes que aceptar que tienes ansiedad, ya te he explicado antes que, como muchísimas personas en el mundo, y yo misma en otra etapa de mi vida, así que no vale ningún sentimiento de culpa, lucha o vergüenza.

Aunque luches con ella, no la aceptes, niegues o te enfades. La ansiedad continuará estando allí para protegerte, así que tu mism@.

Elegir otra forma de vivir

En segundo lugar y una vez la hemos aceptado, nos toca decidir que queremos vivir de otra forma, con mayor bienestar, así que gracias ansiedad, pero elijo otra forma de vida.

Seguramente te parecerá una tontería lo que estoy diciendo, pero a veces la ansiedad tiene, sin darnos cuenta, reforzadores inconscientes. Por ejemplo, tenemos nuestro entorno pendiente de nosotros, nos evita tomar ciertas decisiones incómodas, nos sentimos víctimas del mundo y así evitamos responsabilizarnos.

Todos esto son trampas de nuestro inconsciente para que no nos afrontemos a la situación. No caigas en la trampa y confía en que puedes vivir con mayor bienestar.

Y a partir de aquí nos toca trabajar en nosotros mism@s, en 3 dimensiones:

Primero, en relación con el síntoma:

  • Los síntomas de la ansiedad suelen ser graduales, empezamos por modificar nuestra respiración, hiperventilamos e iniciamos respiración superficial y más rápida. Así que lo primero que tienes que intentar es modificar este patrón.

Puedes empezar a hacer respiraciones diafragmáticas (nota como se hincha el estómago) aguantando 3 segundos la respiración, y sacando el aire por la boca, si sientes que eso te relaja.

Si sientes que van augmentado tus síntomas de ansiedad, ponte en un lugar tranquilo, acéptalos y espera a que pasen, sabes que tu cuerpo no corre peligro.

En segundo lugar, en relación con los pensamientos:

  • No intentes luchar contra la ansiedad, tu cuerpo te está protegiendo, así que intenta cambiar pensamientos catastróficos e intenta cambiarlos por pensamientos de confianza en que va a pasar, que lo has superado otras veces.

Activa pensamientos de compasión y amor hacia ti mismo: confía en que vas a superar esta situación, aunque de momento no sepas como.

Por último, en tus conductas y acciones:

  • Es importante que poco a poco vayas afrontando situaciones que te generen ansiedad para poder augmentar tus recursos personales. El primer movimiento que va a surgir es abandonar rápidamente las situaciones que te preocupan y no enfrentarte a ellas, pero eso no es la solución, ya que puedes desarrollar “miedo al miedo”, y vas a sentirte cada vez menos capaz. Así que manos a la obra. Piensa en todas las situaciones que has afrontado en tu vida, y a ello.

Consulta más recursos para afrontar la ansiedad en tu vida y sentirte mejor contigo mism@.

¿Necesitas que alguien te acompañe en tu proceso de cambio?

Realiza una sesión con la Psicóloga Marina Arjó

Reserva tu cita en el calendario

Suscríbete a nuestro canal de youtube

Visita nuestro canal de Youtube donde tendrás disponibles todos nuestros vídeos actualizados. Suscríbete para estar al día y no perderte ningún vídeo.